Vacaciones en familia

Hemos pasado 5 días en el Hotel Bell Repos junto a mi marido y mis padres mayores. Hemos recibido un trato agradable y cordial por parte de todos los empleados. ¡Nos hemos sentido como en casa!

En el hotel se respira un aire de tranquilidad inmejorable y harmonía. Nuestras habitaciones eran grandes, limpias y acogedoras. Con vistas al maravilloso jardín, el cual dispone de cómodos sillones para perderse en los cócteles que ofrecen diariamente. El buffet del almuerzo es muy variado, equilibrado para todos los gustos, bien presentado y de alta cualidad.

Situado al lado de la playa para disfrutar cada mañana de un bonito baño.

Recomendamos su estancia. ¡Nosotros pensamos volver!

Chatear por Whatsapp
1
¿Tienes dudas?
Hola ¿Podemos ayudarte en algo?